miércoles, 30 de marzo de 2016

Santa Librada

Aguada y témpera, 33x23, 2016
La Historia de Santa Liberatta o la virgen barbuda no tiene desperdicio, era hija de un rey de Portugal que quiso casarla con el rey moro de Sicilia, pero ella le pidió a Dios que la hiciera repulsiva  y el supremo no tuvo otra idea que hacerla barbuda, cosa que al monarca moro le dio un asco tremendo. Al padre de la velluda muchacha, al perder la dote, le entró una ira tremenda y la crucificó. Siempre se la ha representado con vestidos largos que tapaban su anatomía y yo me he tomado la licencia de ponerla un poquito más fresquita. Hasta el 68 del pasado siglo formaba parte del santoral pero en un concilio decidieron adelgazar la nónima de santos y le tocó a ella ese improcedente despido, con lo difícil que es llegar a santa en estos tiempos... y en cualquiera.

domingo, 27 de marzo de 2016

Calle de Copenhage

Acuarela y tinta, 26x20, 2016.
Apunte del natural de una calle de Copenhage, por la zona de Kobenhavn, desde el embarcadero donde esperábamos el barco que nos dio un espectacular paseo por sus calles de agua y por el mar Báltico.

sábado, 26 de marzo de 2016

Ciclista danesa

Acuarela y tinta Parker, 26x20, 2016.
De un apunte del natural, tomado mientras desayunaba en una cafetería en la Planta baja del Hotel the Square, donde nos alojábamos. Un amplio ventanal con vistas a la plaza del ayuntamiento, convertían al lugar en un espacio ideal para dibujar personajes de la calle, sobre todo  a los ciclistas que paraban en el semáforo, como esta muchacha de gris.

viernes, 25 de marzo de 2016

Sirenita de Copenhage

Sirenita con fabrica de botellas al fondo.Rotulador y acuarela, 2016.
 Esta semana santa he visitado Copenhage, una hermosa ciudad nórdica, llena de monumentalidad. Me recordó a Ámsterdam por sus canales, su intensa vida bicicletera y el humo aliñado de Cristanía, muy semejante a los Coffe shop holandeses, sólo que al aire libre. También aquí hay una monarquía decorativa, sólo que ésta parece ser más creativa, pues su actual reina, Margarita Margeró, ilustró la versión danesa del Señor de los Anillos y su antepasado, el rey Cristian IV, además de empedernido juerguista era el arquitecto de su castillo. Estos nórdicos sobre dos ruedas se consideran la nación más feliz del mundo, algo que contrasta con la angustia existencialista de su afamado paisano Soren. Aquí hay poco paro, sueldos altos, pocas preocupaciones y mucha cerveza, aunque cara, para acercarse a ese ideal de felicidad nórdico. Presumen de un diseño sencillo, elegante y funcional que exportan a lugares como la Ópera de Sidney o el Arco de la Defensa parisino y presumen de ser una ciudad ecológica, con poco tráfico, comidas y cervezas orgánicas y con una política de tejados verdes. De sus museos destaca la extensa obra de Matisse y algunas obras de Modigliani, Diego Rivera o Edward Munch y del paseo por sus calles, una gran monumentalidad escultórica de verdes bronces, con mayoría de obras ecuestres y la variedad y belleza de sus torres. Una ciudad que recomiendo visitar.

domingo, 20 de marzo de 2016

Muchacha sentada

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

jueves, 17 de marzo de 2016

Nueva reunión flamenca

Acrílico sobre cartón, 53x38, 2016.
Pensando en una próxima exposición en un guichi de San Fernando.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Sillón Amarillo

Acrílico sobre cartón, 53x38, 2016

lunes, 14 de marzo de 2016

Joselero

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

sábado, 12 de marzo de 2016

Un cantaor

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

viernes, 11 de marzo de 2016

Cantaor y guitarrista

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016.
Inspirada en una fotografía del escritor Fernando Quiñones echándose un cantecito.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Escena de Cante

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

domingo, 6 de marzo de 2016

Rostro

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

viernes, 4 de marzo de 2016

De naranja

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

jueves, 3 de marzo de 2016

Bikini naranja

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016

miércoles, 2 de marzo de 2016

Tertulia con ventanas

Acrílico sobre cartón, 42x30, 2016